30 de marzo de 2009

Metal Gear Solid Mobile - Guía de Anomalias

Quien tenga el juego ya se habrá dado cuenta de que en el, más o menos escondidas, existen 12 anomalías o bugs. Estas se capturan sacándoles una foto con la cámara, la cual tenemos de inicio. Por ellas, además de los correspondientes logros, obtendremos las gafas RV.



Con ellas podremos ver el entorno del juego como lo que es realmente, una simulacion de realidad virtual.



Por si a alguien se le ha pasado alguna, os dejo una pequeña guía visual de las mismas:

Planta Baja

-Almacén: En la pared de la izquierda.



-Entrada Principal de la Base: En la esquina superior izquierda de la planta inferior.



-Pasillo Auxiliar: En el túnel de ventilación.



-Sala de Control de Servicios: Dentro de la taquilla de la sala pequeña.



-Almacén de Equipamiento: En la pared izquierda, después de dejar el elevador.



Sótano 1

-Sala de Control de Emergencias: Debajo de la mesa derecha de la sala central.



-Aseos: En los baños de la parte derecha, cerca del túnel de ventilación.



-Comedor: Debajo de la mesa situada más al norte.



-Pasillo Este-Oeste: Nada más entrar junto al panel de la puerta bloqueada.



-Pasillo Este-Oeste: En la pared más al oeste de la zona.



-Sala Control de Acceso: Dentro de la taquilla situada en la zona superior izquierda.



Sótano 2

-Almacenamiento Subterráneo: En el centro de la zona con la puerta bloqueada por lasers.

22 de marzo de 2009

Guiño a Lost



Como veis sigo enganchado al último Banjo y me he encontrado entre sus muchas curiosidades y guiños este que veis en la foto. Como aférrimo seguidor de Lost no podía dejar pasar el sacarle una foto para la posteridad :)

20 de marzo de 2009

Metal Gear Solid Mobile -Todo Spoilers-



Mientras se montaba el lio padre sobre si salia o no salia el MGS4 para 360 y cual sería ese nuevo Metal Gear que anunciaba Konami, que acabo siendo el Metal Gear Solid Touch, salió para la plataforma N-gage 2.0 esta nueva aventura de Snake.

Pensando en todos aquellos aficionados o simplemente curiosos de la saga que quieran saber la historia de este juego, que por tratarse de un juego para mobil (véase Jarkendia) o para una plataforma minoritaria no lo disfrutarían, he decidido contar la historia del mismo.




La historia del juego se sitúa entre el primer y segundo Metal Gear Solid. Con la ayuda inestimable de Otacon nos infiltramos en unas instalaciones en las que se esta desarrollando un nuevo Rex, después de que Ocelot pusiera sus planos en el mercado negro.



Desde dentro de las mismas contamos con la ayuda de una de las científicas que participan el el proyecto, la doctora Reed.



La primera sorpresa nos la encontramos cuando unos terroristas se infiltran en la instalación para robar el Rex. Para ello han utilizado a la supuesta doctora, que no es otra cosa que una IA para engañarte y ayudarlos sin saberlo a introducirse en las instalaciones.



Pero ahí no acaban las sorpresas, durante la aventura un extraño contacta en varias ocasiones vía codec alertándote sobre la misión. Al final este extraño no es otro que el verdadero Otacon. La realidad es que fuiste capturado, drogado e introducido en una simulación virtual.



Ahora, la única manera de librarte es vencer a la simulación, para que esta se reinicie y puedas despertarte, contando con que las drogas están dejando de hacer efecto y con la ayuda desde el exterior del verdadero Otacon.



Así llegaras al enfrentamiento con el jefe de los terroristas en el hangar del Metal Gear. Una vez vencido despertaras de la simulación.



El final es parco y algo decepcionante para lo que nos tiene acostumbrados la saga. Únicamente veremos unas luces típicas de quirófano y dos voces hablando. Lo que dicen es lo siguiente:

Voz 1: La simulación ha sido dañada. Toda la información se ha borrado.
Voz 2: El sujeto es más ingenioso de lo que pensábamos.
Voz 1: Borra de su memoria estos acontecimientos y luego libérale. Luego nos puede ser útil.
Debemos encontrar a otro sujeto.
Voz 2: Ya hemos seleccionado a otro candidato. Alguien que sea más... impresionable.
Voz 1: Excelente. Esto es solo un pequeño contratiempo.
Voz 2: Snake no ha podido darnos la información que necesitábamos... A ver si Jack lo hace mejor.

De quienes sean estas voces lo dejo a reflexión de cada uno, lo que esta claro es que ese Jack al que se refieren no puede ser otro sino Raiden.



De extra, unas cuantas capturas más del juego:




11 de marzo de 2009

Baches y cachivaches



No, no es el monolito, es mi Game Boy voladora en el último juego de Banjo. No me divertía tanto inventando armatostes desde mis queridos TENTE.

10 de marzo de 2009

Si no tienes ni idea, mejor te callas. -Actualizado-

Atención de la joya escrita por Paloma Pedrero en esta columna de opinión de La Razón:

'A ver si me aclaro, ¿no llevan las películas una recomendación de edad? ¿Por qué, entonces, los videojuegos violentos no la llevan? Peor aún, la mayoría de estos jueguecitos de play u ordenador son para niños. Es decir, que se supone su idoneidad. Y la mayoría también son de matar o eliminar a enemigos. Los niños no disparan gatillos, disparan teclas, pero la mecánica del cerebro es la misma. Ese tipo de videojuegos destructivos tiene una filosofía pedestre y brutal, tú eres el héroe y los demás son tus enemigos con los que hay que acabar. Dale, dispara, cuantos más te cargues, más puntos tendrás, serás mejor. Esto viene aderezado, además, con unas músicas estridentes y animadoras, ruidos, «flashes» estimulantes. La cabeza de los pequeños pierde la noción del espacio, todo se centra en la pantalla con sus objetivos a abatir. El crío es el rey de un mundo mínimo que le hace sentir poderoso. La ley del más fuerte impera. Todo es subdesarrollo humano y moral. Nuestros niños civilizados se pasan horas jugando con estas mierdas, absortos, ensimismados. Solos. Después resulta que en el colegio se les va la mano con facilidad o el pie. Y no miden. No saben que esa bota de fútbol con la que golpean no es virtual y puede hacer un daño irreparable. No controlan el impulso de disparar con el que llevan jugando tanto tiempo y tantas horas. Hace unos días un chaval de catorce años dejó en coma a otro de diecisiete de una patada en la cabeza. Parece que se peleaban por una chica. Parece que eran amigos desde la infancia. Hablar, hablan poco, ¿no? Y soñar, ¿con qué sueñan? Creo que ya es urgente que se regule legalmente la utilización de las nuevas tecnologías para los menores. Hay muchos padres que no controlan, no tienen ni idea de lo que supone su hijo encerrado con un ordenador conectado a internet. Una nueva violencia está surgiendo y hay que pararla ya. Ya.'

Esta señora debería informarse un poco antes de hablar, ya que basa toda su crítica sobre una premisa falsa y muestra unas ideas sobre los videojuegos que solo puedo definir como prehistóricas. Para ayudarla un poco podría pasarse por aqui.

Si queréis sugerirle algo, aquí tenéis el contacto de La Razón.es:

http://www.larazon.es/contacto/contactar

Actualización: Parece ser que en La Razón han entrado en razón, nunca mejor dicho, y este despropósito de artículo ha sido suprimido. Solamente añadir que quedo a la espera de alguna nota aclaratoria o de disculpas y dar las gracias a Roy Ramker desde Otakufreaks por hacernos llegar esta noticia y a todos los medios que se unieron a la causa.



Fuente: www.otakufreaks.com